Qué es y cómo tratar la Colitis Ulcerosa

Qué es y cómo tratar la Colitis Ulcerosa

Qué es y cómo tratar la Colitis Ulcerosa

La colitis ulcerosa, se conoce como una afección de origen inflamatorio que se sucede de forma crónica en el aparato digestivo de quien la padece y va evolucionando progresivamente por medio de brotes que aparecen frecuentemente.

Por lo general, estas lesiones afectan en su mayoría al colón, pues es la localización que mejor aborda, específicamente en el recto.

Así mismo, la colitis ulcerosa puede presentar manifestaciones incluso fuera del aparato digestivo, apareciendo así en otras regiones anatómicas como las articulaciones, el hígado, en ojos y en la piel.

Con el padecimiento de esta afección, se incrementan las probabilidades de sufrir cáncer de colon, siendo un riesgo que aumenta consecutivamente después de 10 años de ser diagnosticados con dicha enfermedad.

A pesar de ser parte de esta enfermedad, la calidad de vida se mantiene en óptimas condiciones cuando la misma es supervisada por un especialista, logrando aminorar los brotes con el tratamiento adecuado. Es por ello, que resulta imprescindible ser estudiado por un médico, de forma de poder hacer el diagnóstico precoz y así establecer un estilo de vida que mantenga las condiciones en buen estado.

El seguimiento para la colitis ulcerosa, se recomienda a partir de estudios endoscópicos cada año después de tener 10 años bajo el diagnóstico de la misma y así poder deducir si hay o no, zonas sospechosas, sobreelevadas o estrechas que la enfermedad haya instaurado.

Causas de la colitis ulcerativa

Hasta los momentos, no se conocen causas bien estructuradas que hagan aparecer la enfermedad, pero si se ha logrado inferir en que una de las más probables que hoy en día se objetan, es la predisposición genética, pues deja una amplia alteración en el sistema inmune que no favorece la respuesta a antígenos tanto alimentarios, como bacterianos.

Por su parte, también se han establecido las posibilidades de que la aparición de la colitis ulcerosa sea dada por un proceso infeccioso desencadenante de las lesiones, donde se incluye una gran cantidad de gérmenes implicados en la misma.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

¿Qué síntomas aparecen durante la enfermedad?

Cada síntoma dependerá de la localización de las lesiones, así como también de la severidad de la inflamación, siendo las más comunes:

  • Sangre en heces
  • Aumento en el número de evacuaciones
  • Dolor abdominal difuso presente o ausente que normalmente aparece durante la deposición.
  • Fiebre
  • Pérdida de peso que depende de la gravedad de la colitis.

¿Cómo se hace el diagnóstico de la colitis ulcerosa?

La sospecha clínica es el primer paso para diagnosticar esta enfermedad, seguido de los hallazgos radiológicos, endoscópicos y también por biopsias.

Una vez que se presentan los síntomas clínicos, el médico tratante deberá personalizar cada caso e individualizarlo para su tratamiento, teniendo en cuenta cómo ha sido la evolución y la afectación de las lesiones, si están presentes.

biopsia-colitis-ulcerosa
Tratamiento de la colitis ulcerosa

Si es positivo, bajo el seguimiento endoscópico o bajo otro método diagnóstico viable donde se certifique la localización y la afectación de las lesiones, el médico comenzará a explicar cuáles serán los estilos de vida que ayuden a disminuir los episodios de brote en el paciente, pues el control de ellos es lo que hará que la persona siga con una vida normal.

Para los casos más graves, es útil el tratamiento quirúrgico como medio principal para remover las complicaciones, tales como megacolon tóxico, perforación, abscesos e inclusive malignización del tejido afectado.

De cualquier modo, con o sin tratamiento, el seguimiento endoscópico debe hacerse cada año, después de cumplir 10 años con la enfermedad, esto ayudará a mantener una vida completamente sana y con una expectativa de vida mucho más alta, aminorando a su vez las probabilidades de padecer de cáncer de colon.