Qué comer con úlcera péptica

Qué comer con úlcera péptica

Qué comer con úlcera péptica

La úlcera péptica es un tipo de deterioro que se produce en el revestimiento del estómago y del intestino delgado. Ocurre por el exceso de secreciones ácidas que tienen contacto con estas zonas.

Para tener un diagnóstico efectivo del padecimiento o no de úlceras pépticas, un especialista debe analizar y evaluar los síntomas presentados y para ello, el profesional realizará una endoscopia o una radiografía en el estómago.

Si es muy necesario, el médico deberá realizar una biopsia para descartar un mal mayor. Esto solo se hace a través de la endoscopia digestiva.

Causas de las úlceras pépticas o gastroduonenales

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Cuando nuestro aparato digestivo empieza el proceso de digestión, empieza a segregar ácido clorhídrico a través del estómago. Si existe una producción desmedida de este ácido se empiezan a generar las úlceras en las paredes del estómago o el duodeno (intestino delgado).

Otra de las causas es la ingesta de fármacos no esteroideos. Un uso frecuente de ese tipo de medicamento podría afectar la pared más interna del estómago causando las úlceras.

Síntomas de la úlcera péptica

Los síntomas pueden ser confundidos con los de otro tipo de afecciones estomacales pero las úlceras tienen una etapa en donde no cabe duda que se padece de esta enfermedad:

  • Dolor estomacal después de las comidas: Luego de una hora de haber comido se empieza a sentir un dolor muy incómodo que puede desencadenar otros síntomas.
  • Acidez: Sentir que el estómago es un “volcán activo”.
  • Nauseas: Sensación que se presenta después de comer.
  • Dolor abdominal: cerca de la zona estomacal.
  • Hemorragias: Pérdida de sangre a causa de la erosión de un vaso sanguíneo.
  • Perforaciones estomacales: Es posible que la pared del estómago o duodeno se perfore cuando la úlcera alcanza su punto máximo de gravedad.
  • Estenosis: Cuando una úlcera ha cicatrizado produce un estrechamiento de intestino y esto hace de la digestión un proceso dificultoso.

¿Qué comer y qué no cuándo se padece de úlceras pépticas?

Al ser una enfermedad que afecta al estómago e intestino delgado, la dieta que lleven los pacientes es fundamental para que se logren mitigar los síntomas y posterior recuperación total.

alimentos-recomendadosAlimentos que se deben consumir

Carnes: Solo las carnes magras (sin grasa), tanto de vacuno como de pescado o pollo. El pescado de preferencia azul ya que aporta menos grasa y aceites necesarios para los procesos vitales del organismo.

Cereales y legumbres: Se puede consumir la mayoría de las verduras y legumbres siempre y cuando estén bien lavadas y blanqueadas.

Verduras y hortalizas: Debido a los malestares que las úlceras producen, se aconseja comer estos alimentos en forma de puré para que sean mejor digeridos.

Frutas: Todas manos las que sean muy ácidas. Se puede comer en cualquiera de sus formas: compotas, jugos, azadas… Pero no crudas.

Líquidos: Tomar mucha agua, tés o infusiones, jugos no ácidos y caldos sin grasa.

Grasas saludables: El aceite de oliva es el más sugerido por los especialistas, sobre todo i es extra virgen. Palta y mantequilla vegetal en proporciones  adecuadas.

Alimentos para consumir moderadamente:

Leche y lácteos: Aunque es recomendado, se debe tener cuidado con la ingesta de estos productos. No se deben tomar o comer en exceso porque podrían elevar la producción de ácido clorhídrico.

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Carnes semi magras: Como el jamón serrano sin grasa.

Cereales: Comer de forma moderada los cereales que no sean  integrales o con azúcar.

Bebidas: Agua, caldos, infusiones y zumos, bebidas refrescantes no azucaradas.

Otros productos: Mermeladas, bollería y repostería sencillas (las que en composición más se parecen al pan: bollo suizo, bizcochos de soletilla) y gelatina de frutas, mayonesa ligera.

comida-no-recomendadaAlimentos casi prohibidos

Leche y lácteos: Del tipo leche condensada, quesos con grasa o muy maduros.

Carnes grasas: Conejo, carnes con muchos condimentos. Embutidos como chorizo. Pescados muy grasosos como el bacalao.

Cereales: El pan se debe comer en poquísimas cantidades ya que cuando está recién horneado terminará su fermentación en el estómago. Preferiblemente no comer cereales integrales y galletas con  golosinas.

Legumbres: Acompañadas de carne de cerdo u otras no magras.

Verduras: Algunas verduras producen flatulencias, por eso deben evitar a toda costa: repollo, coles, brócoli entre otros.

Frutas: Tratar de no comer frutas crudas que no han alcanzado la madurez. Melocotones en almíbar o cualquier otra fruta con esta característica. Las confitadas, deshidratadas y las ácidas como el limón deben estar descartadas de la dieta.

Bebidas: Evitar el café en todas sus presentaciones. También las bebidas achocolatadas, gaseosas y el alcohol.

Otras recomendaciones:

Eliminar de la dieta, hasta la recuperación, aquellos productos que contengan mucha sal, como las salsas inglesa, de soja y otras; así como la bollería en general, dulces y los picantes.

Recomendamos que antes de decidir por cuenta propia el contenido de la dieta, se consulte a un experto que pueda diseñar, según otros factores influyentes, la dieta ideal para un caso en particular.