Ulcera Peptica

Bienvenid@ al sitio ulcerapeptica.com. Si has llegado hasta aquí seguramente te interese conocer más sobre la úlcera péptica. El objetivo de este blog no es otro que el de dar a conocer esta dolencia y señalar las mejores formas de prevenirla y curarla. Esperamos que la información que encuentres en nuestros artículos te resulte de utilidad y pueda ayudarte a mejorar tu calidad de vida.

estomago

Úlcera Péptica: qué es

La úlcera péptica es una llaga que se produce en la mucosa que reviste el interior de nuestros estómagos e intestinos. Según dónde esté ubicada recibe un nombre u otro. Si la lesión se produce en algún lugar de las paredes del estómago esta recibe el nombre concreto de úlcera gástrica, mientras que si la herida se encuentra en el intestino delgado se denomina ulcera duodenal, siendo estas más habituales que las anteriores. Las úlceras pépticas se caracterizan por presentar un forma de cráter y por su difícil cicatrización, casi siempre nula.

La úlcera péptica es un trastorno bastante común y se supone que una de cada diez personas la sufren en algún momento de sus vidas. Esta enfermedad se produce tanto en hombres como en mujeres y puede producirse en cualquier momento de la vida, desde la infancia.

Qué causa la úlcera péptica

La causa directa de una úlcera péptica es el desequilibrio existente entre los ácidos del estómago y las defensas de las mucosas del organismo. Este desorden en la mayoría de los casos se produce por una bacteria llamada Helicobacter Pylori. Este organismo está presente en la mayoría de enfermos que sufren este tipo de llagas internas.

En algunos los casos las úlceras se relacionan con el abuso de fármacos antiinflamatorios no esteroides siendo los más habituales el ibuprofeno y la aspirina.

Junto con estas dos causas hay una serie de comportamientos y factores que pueden aumentar el riesgo de padecer este tipo de úlceras. Entre ellos destacan el abuso de bebidas alcohólicas, fumar tabaco y recibir tratamientos de radiación. Tradicionalmente se ha venido culpando a las comidas picantes y a los niveles altos de estrés de causar estas úlceras pépticas. Esto no es del todo correcto. Ambos factores pueden empeorar este tipo de afecciones, pero nunca causarlas.

Síntomas de la úlcera péptica

Existen varios tipos de síntomas que ponen de manifiesto que una persona puede estar sufriendo una úlcera péptica. El más habitual es el de sentir dolor abdominal. Sin embargo este tipo de dolor es muy subjetivo y no todas las personas lo perciben de la misma manera. Existen otro tipo de señales que pueden ayudarnos a identificar las dolencias. La segunda más habitual es la que recibe el nombre de “hambre dolorosa”.

Se trata del sentamiento de acidez que sentimos en el estómago unas horas después de haber comido. Recibe este nombre porque el dolor disminuye al volver a ingerir alimentos. Las náuseas son también muy habituales. Existen otra serie de síntomas mucho menos habituales pero que también pueden presentarse por lo que conviene conocerlos. Estos son muy amplios y pueden abarcar desde la pérdida de peso al sentimiento de fatiga y la aparición de sangre en las deposiciones.

Cómo diagnosticar la úlcera péptica

A la hora de diagnosticar la úlcera pueden usarse varios métodos. El más habitual es el de realizar una exploración endoscopia de las vías digestivas. Para ello se introduce una pequeña cámara a través de la garganta destinada a examinar el esófago, el estómago y la parte alta del intestino delgado. El examen también puede complementarse con un análisis de sangre para comprobar si hay anemia y un análisis de heces para rastrear posibles restos de sangre.

Tratamiento

Existen varias formas de tratar la enfermedad:

Estilo de vida: cuando un paciente sufre este tipo de úlceras el primer consejo que recibe de sus médicos es que debe cambiar sus hábitos vitales. Hay que realizar ciertos cambios de rutina como dejar de tomar comida picante, el tabaco y las bebidas alcohólicas. También se recomienda dejar de tomar cualquier medicamento antiinflamatorio no esteroide ya que, tal como se ha mencionado, pueden empeorar el problema e incluso causarlo.

Tomar protectores para el estómago antes de las comidas

Inhibidores de la bomba de protones: con ellos se disminuye la producción de los ácidos gástricos que pueden causar empeoramiento de las úlceras.

Antibióticos para combatir la bacteria H. pylori: durante dos semanas suelen tomarse varios antibióticos para evitar que la bacteria sea capaz de presentar resistencia a un único tipo. Este tratamiento puede resultar más complicado cuando los pacientes sufren alergia a la penicilina.

¿Es posible prevenir su aparición?

Sí. Hay alguna serie de comportamientos que pueden ayudar a prevenir las úlceras pépticas como evitar tomar los medicamentos que ya se han señalado con anterioridad. También pueden hacerse exámenes para detectar la bateria H. pylori y tomar inhibidores y protones puede resultar una ayuda. También ayuda no fumar y no abusar de las bebidas alcohólicas.

Imagen (estómago): Nemo, Pixabay